• Inicio
  • Empresa
  • Registro
  • Noticias
  • Galería
  • Vídeos
  • Dónde estamos
  • Contactar
Buscar Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso  Puede cambiar la configuración u obtener más información 'aquí'.
NOTICIA

Colección Black & White, la buena compañía del entorno Jazz

Un viejo amigo; una intensa conversación o un buen café, requieren de un espacio envolvente con inspiración sosegada y trasfondo retro temporal. La colección Black & White de Cas Cerámica añade a todos estos elementos la tranquilidad y el disfrute de una buena compañía.

Inspirada en el Jazz, el blanco y negro de los años 50, la cerámica de esta colección se combina entre el mate y el brillo con siluetas ligeramente marcadas. De gran éxito decorativo cada una de las piezas del Black & White reconoce la profundidad destacada en los espacios juiciosos atemporales. Combinación de los neutros pero con el alma más entramada, se trata de un azulejo de alta gama con mucha intención escondida.

 

 

 

Su fuerza te retrae de una u otra forma al estilo Jazz. De dimensión polivalente se puede aplicar en espacios de restauración así como en todas aquellas estancias que se comporten caprichosas. Baños, cocinas, salones o rincones más exclusivos exigen el diseño de esta colección como escenario de su intimidad.

Black & White se presenta en formato 20x20 centímetros, con una textura de líneas muy definidas en cuanto a la gráfica y el diseño. Sosegado y relajado exprime la pureza del blanco y la intensidad del negro para crear espacios de alta calidad inspiradora. 

Su producción se realiza de la forma más cuidada y aporta a cada elemento la personalidad propia de una serie que nos remonta a los genuinos espacios del Nuevo Orleans más auténtico. Manso, paciente, pacífico o pausado designan a esta exclusiva colección influenciada por los sonidos del Jazz del Miles Davis más exigente.

 


Volver